Educación

Trump visitará colegio privado de Orlando en su cuarto viaje a Florida

By  | 

El presidente Donald Trump visitará este viernes una escuela católica privada en Orlando, en el centro de Florida, durante su cuarto viaje al estado desde que asumió su mandato.

Se prevé que durante su presencia en la escuela St. Andrew, Trump brinde detalles de la reforma educativa de su Gobierno y que enfatice su política de libertad escolar, que otorga a los estudiantes la opción de escoger a qué escuela primaria o secundaria asistir, incluso si es privada.

El republicano volverá este fin de semana, por cuarta vez desde que comenzó su mandato, a su club de lujo Mar-a-Lago de Palm Beach, al norte de Miami, después de una pausa el pasado fin de semana.

Trump, que ha mostrado interés en destinar unos 20.000 millones de dólares para la libertad educativa, dejó entrever el martes durante su primer discurso ante el Congreso su interés en un programa de créditos fiscales aprobado en 2001 en Florida.

La noche de ese día también habló ante el Congreso la afroamericana Denisha Merriweather, quien elogió un programa que le permitió en Florida educarse en un colegio privado con subsidios públicos.

“Invito a ambos partidos a aprobar un proyecto de ley que financie la elección de escuelas para jóvenes desfavorecidos, incluyendo a millones de niños afroamericanos y latinos”, expresó Trump durante su discurso.

Una ley del Estado del Sol fija un programa basado en créditos fiscales para solventar estudios de niños elegibles provenientes de familias de bajos ingresos o con discapacidades que deseen estudiar en escuelas privadas.

“Estas familias deben ser libres de elegir la escuela pública, privada, chárter, magnet, religiosa o casera que sea adecuada para ellos”, manifestó el mandatario.

La ley en Florida premia con créditos tributarios estatales a empresas que ayudan a organizaciones sin fines de lucro, que a su vez retribuyen ese apoyo con becas.

La programación durante la visita presidencial en la escuela St.Andrew, cuya matrícula asciende a unos 6.000 dólares anuales, incluirá testimonios de estudiantes y padres que ensalzarán esta modalidad educativa de Florida, cuyo tope este año fiscal estatal es de cerca de 560 millones de dólares.

Según el Departamento de Educación de Florida, se prevé que los créditos fiscales aumentarán a casi 700 millones de dólares el próximo ejercicio fiscal, que comienza a mitad de año.

Otros estados, entre ellos Indiana, Luisiana y Ohio, utilizan programas similares de cupones para estudiantes de bajos recursos, los cuales han sido cuestionados por sindicatos, maestros y por ambos partidos, especialmente los demócratas.

Las quejas van desde los temores de bancarrota de las escuelas públicas, que sirven a la mayoría de estudiantes del país, al dirigir recursos a las privadas, y la crítica de favorecer alumnos de forma individual.

De igual forma enfrentan críticas por la poca o nula jurisdicción estatal sobre las escuelas privadas e incluso estudios de pobre rendimiento escolar en algunos alumnos favorecidos.

En Florida, en los 16 años que lleva el programa, estudiantes y padres de familia ven en las escuelas privadas una opción educativa, especialmente en distritos donde pululan las escuelas públicas que fallan de forma crónica y con altas tasas de deserción estudiantil.

La rectora de St. Andrew, Kathleen Kiley, ha dicho que la ley de Florida otorga a los estudiantes una opción educativa que las familias de este centro educativo no podrían permitirse y que no se consideran una competencia de las escuelas públicas.

EFE

Efe es una empresa informativa que cubre todos los ámbitos de la información en los soportes informativos de prensa escrita, radio, televisión e Internet.

You must be logged in to post a comment Login

Click to listen highlighted text!