Bienestar

Por un peso saludable

By  | 

Para muchos, adelgazar es una cuestión de estética, algo banal y, totalmente, superficial. Nada más errado. Tener un peso saludable es un auténtico y genuino acto de amor y no tiene nada que ver con el famoso “qué dirán” o algo por el estilo. Sencillamente, es una de las formas en que se demuestra con argumentos y evidencias que un ser humano sí se ama con total libertad y en especial plenitud.

El comienzo de cada año trae consigo innumerables propósitos y entre estos, lógicamente, el perder peso. Para que esto no se quede un simple deseo que se diluirá con el tiempo, hay que optar por un cambio radical y efectivo en los estilos de vida.

Ingrid Macher, fundadora de Adelgaza20.com. y experta en estos temas, recomienda deshacernos de las toxinas y para que esto sea una realidad, se necesitan, al menos de cinco días, para llevar a cabo una dieta que incluya fibra, alimentos verdes (pepinos, espinacas, entre otros) y grandes cantidades de nutrientes. Entre las recomendaciones que esta experta ofrece se encuentra el tomar agua con zumo de limón, renunciar al café y cambiar las habituales proteínas por maní y almendras. Recuerde que el agua es el mejor y más importante complemento en cualquier dieta o en cualquier proceso que desee garantizar un peso saludable.

Enero, convertido en el mes del peso saludable, se asume como la etapa de inicio de un importante proceso en el que lo vital es estar físicamente activo. Es por ello que se debe convertir en hábito el controlar el peso, el reducir los riesgos de sufrir una enfermedad cardiovascular, así como los riesgos de una diabetes tipo 2, entre otras temibles situaciones. Para ello hay que fortalecer los huesos y músculos, mejorar la salud mental y buscar la forma de mejorar las formas de obtener una longeva vida de manera saludable.

Dentro de las diferentes recomendaciones que existen para convertir el ejercicio en un hábito están: realizar variadas actividades que usted disfrute, comprometer a otra persona en su plan de ejercicios, realizar actividad física en las primeras horas de la mañana, ejercitarse mientras va de la casa al trabajo, realizar ejercicios aun cuando usted se encuentre totalmente cansado, proponerse metas y registrarlas y caminar todo lo que pueda.

En este Nuevo Año el tener un peso saludable deber ser la prioridad. Recuerde que no es una cuestión de estética, sino de salud. Además, no hay que olvidar que en Estados Unidos la obesidad es uno de los principales males que castigan a los ciudadanos, el cual está unido a un sinfín de enfermedades de todo tipo. Es por ello que ser consciente de su peso y tomar medidas al respecto, puede llegar a ser parte de la solución. Un punto de partida para un camino que lo puede llevar a un mundo en el que la salud sea la constante.

No nos referimos a una “dieta” como tal, sino a una serie de acciones que, con el tiempo, se puedan convertir en hábitos saludables que redundarán en todos los aspectos de su vida, desde el emocional hasta el sexual. La idea es generar un nuevo estilo de vida que le ofrezca cambios evidentes y visibles en su organismo y que, lógicamente, se evidenciarán en su aspecto exterior.

¡A no desfallecer!

 

La Vanguardia

Oficina editorial La Vanguardia

You must be logged in to post a comment Login

Click to listen highlighted text!