Inmigración

Hermanos Duarte piden a ciudad californiana que apoye a los indocumentados

By  | 

Cuatro hermanos que fueron separados de sus padres en proceso de deportación solicitaron hoy a la ciudad californiana de National City que se adopte una resolución en apoyo a inmigrantes para que ninguna otra familia deba pasar por lo que ellos están pasando.

Francisco Jr., Luis, Yarely y Araceli Duarte pidieron que se considere adoptar la designación de “Welcoming City” o que la ciudad haga público su apoyo a la propuesta estatal SB-54 del senador Kevin De León que convertiría a California en “estado santuario” para evitar deportaciones de quienes no han cometido delitos graves.

“El estar sin mis padres me ha enseñado que esto es algo que no quiero le pase a otras personas”, dijo Yarely Duarte, de 12 años, ante el cabildo de National City, ciudad al sur de San Diego y cuya mayoría de residentes es de ascendencia hispana.

Si bien dichas resoluciones no hubieran hecho diferencia en su caso, los Duarte quieren dar voz para que se busquen medidas que frenen la separación de más familias.

“Aunque no nos ayude a nosotros personalmente, podría ayudar a más personas si caen en esta situación”, agregó Aracely ante el aplauso de decenas de personas que abarrotaron la sala para mostrar su apoyo a la familia Duarte.

El pasado 23 de mayo, los padres, Francisco y Rosenda, fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza y desde entonces permanecen bajo custodia federal en espera de una audiencia ante un juez de inmigración.

De la noche a la mañana, Francisco Duarte Jr, de 19 años, quedó a cargo de sus tres hermanos más pequeños. El caso conmovió a cientos de personas y a pocos días de pedir apoyo a través del portal GoFundMe, lograron recaudar cerca de 70.000 dólares para cubrir con los gastos legales y del hogar.

“(La comunidad) es una familia muy grande, tengo muchos papás que están conmigo, es algo hermoso que estamos experimentando con toda esa gente que nos ha ayudado”, dijo el joven estudiante.

El mayor de los Duartes señala es necesario que autoridades municipales muestren su solidaridad con las comunidades migrantes pese a que éste sea un asunto federal.

Por ello, es que pidieron a regidores y al alcalde de la ciudad, Ron Morrison, que se busque la manera de dar tranquilidad a familias que viven bajo el miedo de una deportación.

“Es importante que la gente se sienta apoyada”, mencionó. “Con una familia que se pueda ayudar que no pasen por lo que nosotros estamos pasando, con eso ya ganamos”, dijo.

Previo a la reunión de cabildo, las regidoras Mona Ríos y Alejandra Sotelo-Solís se unieron a una manifestación a las afueras del recinto para mostrar su apoyo a los hermanos Duarte.

“Este es el momento para estar unidos y apoyar a las familias que son víctimas de las malas decisiones de nuestra actual administración”, manifestó Sotelo Solís.

Por su parte, Ríos agradeció la participación de miembros de la comunidad, pues dijo tienen el poder para hacer la diferencia y que el resto del cabildo considere la resolución.

Será hasta el próximo 19 de junio cuando el tema vuelva a estar en la agenda y sea sometido a votación.

EFE

Efe es una empresa informativa que cubre todos los ámbitos de la información en los soportes informativos de prensa escrita, radio, televisión e Internet.

Click to listen highlighted text!