Nacionales

Filtración de analista sugiere mayor interferencia rusa en elecciones

By  | 

La filtración por parte de una contratista de inteligencia detenida este fin de semana de un informe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) muestra que el alcance de las operaciones rusas para interferir en las elecciones estadounidenses pudo ser mayor al esperado.

Reality Leigh Winner, de 25 años, y empleada del contratista de inteligencia privado Pluribus International, ha sido acusada de recopilar, transmitir y manejar de manera incorrecta información clasificada.

Esta es la primera vez que el Gobierno del presidente, Donald Trump, imputa a una persona por filtraciones a la prensa, algo que el mandatario ha dicho es más grave que la supuesta intención rusa de influir en el resultado de la elecciones del pasado noviembre.

Según fuentes cercanas a la investigación consultadas por la prensa, Winner estaría detrás de la filtración de documentos de la NSA publicados por el medio online “The Intercept”, que detallan operaciones por parte de Rusia más complejas que las conocidas hasta ahora.

El Departamento Justicia publicó el lunes documentos judiciales en los que detalla que el dossier filtrado “a un medio online” tenía fecha del 5 de mayo, algo que coincide con la fuente de la información publicada este lunes por “The Intercept”, que revela un plan de infiltración cibernética ruso con participación militar.

Winner era crítica con Trump en su perfil de Twitter, donde llegó a llamar a la “resistencia” contra el “fascista” mandatario republicano, ganador de las elecciones de noviembre ante la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Según detalles del proceso, iniciado por un tribunal federal de Georgia, estado en el que residía Winner, la contratista se había llevado de su lugar de trabajo una copia del documento clasificado como “alto secreto”, algo que incumple las normas,

La joven había obtenido autorización para manejar información secreta en enero de 2013 cuando era miembro de la Fuerza Aérea y en febrero de este año comenzó a trabajar para el contratista de Defensa Pluribus International en Georgia.

En un descuido que no pasó desapercibido para los investigadores, “The Intercept” publicó copias de los documentos en las que se notaban marcas de dobleces, algo que permitió dar con un reducido grupo de personas que habían imprimido la información, entre las que se encontraba la joven detenida.

El abogado de Winner indicó al diario The Washington Post que la mujer, que mañana deberá de comparecer ante un juez, era una veterana de la Fuerza Aérea que había estado destinada recientemente en Fort Meade (Maryland), donde se encuentra la sede de la NSA.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, aseguró hoy que “cualquier tipo de filtración de información clasificada o sensible puede amenazar a la seguridad nacional”.

El vicefiscal general estadounidense, Rod Rosenstein, celebró la celeridad con la que se detectó y detuvo a la supuesta responsable de la filtración.

Los documentos publicado por “The Intercept” revelan intentos por parte de la inteligencia militar rusa de obtener contraseñas de más de un centenar de responsables de los sistemas electorales a nivel local justo antes de los comicios de noviembre. Al menos uno de los intentos fue exitoso.

Esa información contrasta con las continuas negativas del presidente ruso, Vládimir Putin, que ha rechazado las acusaciones de haber promovido infiltraciones cibernéticas en las comunicaciones del Partido Demócrata para boicotear las opciones de victoria de Clinton.

El principal demócrata del Comité de Inteligencia del Senado, el senador Mark Warren, aseguró hoy que las operaciones de pirateo informático ruso durante las elecciones fueron “mucho más extensas de lo que se ha informado hasta ahora”.

La senadora demócrata Claire McCaskill aseguró hoy en una audiencia con el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, que lo que revela la filtración de la NSA es “un terremoto” que podría privar del derecho al voto a millones si se accede a las bases de datos de registro de votantes.

Kelly no quiso entrar a valorar las informaciones de la NSA y se limitó a asegurar que el sistema de votación es una infraestructura vital para Estados Unidos y se investiga toda duda sobre posibles ciberataques.

 

EFE

Efe es una empresa informativa que cubre todos los ámbitos de la información en los soportes informativos de prensa escrita, radio, televisión e Internet.

Click to listen highlighted text!