Internacionales

EEUU y Rusia consideran la creación de zona de distensión en Siria, dice WSJ

By  | 

El Gobierno de Estados Unidos y de Rusia están manteniendo una serie de reuniones secretas con el objetivo de instaurar en el suroeste de Siria una zona de distensión para facilitar una tregua regional, según reveló hoy el diario The Wall Street Journal (WSJ).

El diario, que citó a fuentes anónimas familiarizadas con el proceso, aseguró que funcionarios del Gobierno de Estados Unidos y de Rusia se han reunido al menos en dos ocasiones, la última hace dos semanas en Jordania, donde intervinieron funcionarios del Ejecutivo jordano.

Esa reunión se produjo justo después de la visita a Moscú en abril del secretario de Estado, Rex Tillerson.

Estaba prevista la celebración esta semana en Amán de otro encuentro entre funcionarios rusos y estadounidenses, pero la reunión tuvo que ser cancelada por problemas de agenda y, de momento, no se ha fijado otra fecha, según dijo un funcionario estadounidense a The Wall Street Journal.

La creación de una “zona de reducción de la tensión” en el suroeste de siria permitiría la entrada de ayuda humanitaria y haría posible la instauración de una tregua duradera en esa región.

Los presidentes de EE.UU., Donald Trump, y de Rusia, Vladímir Putin, ya hablaron a principios de mayo sobre la posibilidad de crear en Siria “zonas seguras” o “de freno a la escalada” de violencia para lograr instaurar una paz duradera en algunas regiones.

Desde su llegada al poder, Trump se ha mostrado más agresivo de lo esperado con Siria, como muestra el ataque que lanzó el 4 de abril contra un aeródromo cercano a la ciudad de Homs desde el que supuestamente el Gobierno de Al Asad había lanzado un ataque con armas químicas en el que murieron unas 80 personas.

No obstante, Trump ha asegurado que no tiene intención de intervenir directamente en Siria y considera que la mejor opción es colaborar con Rusia para lograr la paz y acabar con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que proclamó un califato a finales de junio de 2014 en Siria e Irak.

La mayor fuente de tensiones entre Estados Unidos y Rusia ha sido el presidente Bachar al Asad, respaldado por el Kremlin y que ha sido percibido como un obstáculo para la paz, primero por el expresidente Barack Obama y luego por Trump, quien llegó a llamar “carnicero” al líder sirio.

Pese a no intervenir directamente contra Al Asad, Estados Unidos ha apoyado a los grupos opositores que combaten al líder sirio y desde 2014 también lidera la coalición militar internacional que lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria.

EFE

Efe es una empresa informativa que cubre todos los ámbitos de la información en los soportes informativos de prensa escrita, radio, televisión e Internet.

Click to listen highlighted text!