Especiales

César Chávez: compromiso, liderazgo y entrega

By  | 

Raíces

Yuma, Arizona, en Estados Unidos, es la cuna de César Estrada Chávez, quien nació el 31 de marzo de 1927 y se convertiría en uno de los más reconocidos líderes que ha tenido el país. Con el pasar del tiempo, asumió un reto que le cambiaría su existencia: representar a los campesinos, grupo social que se encontraba totalmente desprotegido y alejado de todo protagonismo. Su trabajosa lucha fue en favor de este importante sector vital de toda sociedad. Sumado a esto, su total entrega y dedicación vieron los frutos al fundarse la Asociación Nacional de Trabajadores del Campo, organización que se encargó de defender los derechos de este grupo de personas y que tuvieran, tanto identidad como protagonismo dentro del sistema de este país. Unido a esta entidad dio surgimiento a innumerables huelgas que buscaban una mejor calidad de vida para los campesinos en la que todos tuvieran óptimas opciones para vivir de manera digna. Esto se resumía en exigirle a los empresarios mejores salarios y mejores condiciones laborales que, realmente, recompensaran el arduo trabajo y sacrificio, emprendidos por todos ellos, quienes, contaron siempre con el apoyo y colaboración de este gran activista.

Reconocimiento

Como es sabido, su fecha de nacimiento quedó registrada en el imaginario colectivo de Estados Unidos, debido a que este día se convirtió en un día festivo, primero que se le otorga a un mexicano-estadounidense. Es por todo esto que la comunidad latina puede estar de fiesta porque un representante de su cultura asumió la bandera y se convirtió en la representación de todos ellos. Un reconocimiento ganado con base en su esfuerzo, dedicación y entrega.

Líder sindical

Además, Chávez también es considerado uno de los más grandes defensores de los derechos humanos, pues, durante toda su existencia, este líder sindical entregó todas sus fuerzas, sus ideas y sus acciones en pro de unas mejores condiciones para los trabajadores del sector agrícola. Como resultado de todas estas loables acciones fue el reconocimiento que recibió: la Medalla Presidencial de la Libertad. Relacionado con todo esto, hay unas célebres palabras suyas que aún retumban en nuestro tiempo: “Es irónico que quienes aran la tierra, cultivan y recolectan las frutas, las verduras y otros alimentos que llenan sus mesas con abundancia, no tengan nada que les quede para ellos mismos.”

Fiel a su origen

Este portavoz de millones de personas planteó que “La preservación de la cultura propia no requiere que se desdeñen ni desprecien otras”. De forma pacífica, este gran líder emprendió su camino por lograr un equilibrio, un balance y una igualdad entre todos los sectores de la sociedad. Gracias a él la voz del campesino fue escuchada y valorada. Es por ello que en sus alocuciones, clamaba por la unión familiar, ya que de esta situación, según él, se desprende el éxito de cualquier ser humano. De igual manera, no hay que olvidar que en la vida de este gran líder, tanto su madre, Juana, como su abuela, Mamá Tella, fueron de gran importancia y dejaron una honda huella en él, debido a que ambas le enseñaron la importancia de la sinceridad y de la caridad. Además, su gran fe hacia la religión católica fue otro legado que recibió Chávez de su familia. Es por todo esto que la Virgen de Guadalupe se convirtió en un elemento trascendental durante toda su existencia. Fue siempre fiel a su idioma, el español, y a sus raíces latinas. Todo un auténtico ejemplo a seguir.

Como se aprecia, César Chávez sintió en lo más profundo de su corazón ese canto divino para inmortalizarse, no por una cuestión de ego, sino porque en su ser siempre tuvo la idea de ayudar a los desprotegidos y con base en sus experiencias y en sus vivencias, comprendió que tenía que actuar y descubrir que “la verdadera educación debe consistir en resaltar la bondad”. Acto que cumplió al pie de la letra y es por todo ello que su lucha pacífica, sus palabras y sus acciones serán recordadas, pues permitió que la sociedad tejiera hilos cada vez más fuertes en torno a la inclusión, donde todos los integrantes de este país sean elementos partícipes y vitales.

Con base en este personaje insignia de la cultura latina, se han llevado a cabo importantes homenajes. En el Hall Auditorium, ubicado en 101 S. Campus Ave. Oxford, OH 45056, se realizó, el miércoles, 15 de marzo, de 7:30 p.m. a 9:00 p.m., una jornada de esperanza y paz: “Coming together: an evening of peace and hope – The Cesar Chávez Celebration Program” en la que Miami University Symphony Orchestra Centennial se presentó bajo la conducción de Eduardo García Barrios y Arturo Márquez.

El lunes, 03 de abril, de 6:00 p.m. a 7:30 p.m., en Heritage Room, Shriver Center, Oxford Campus, se realizará “Beyond the Struggle: Political and Social Justice Activism in Higher Education –Nuestras historias (Our stories)”, a cargo de Daisy Hernández, profesora asistente del Departamento de Inglés de la Universidad de Miami.

 

Jimmy Fortuna

Periodista y editor colombiano

You must be logged in to post a comment Login

Click to listen highlighted text!